“Entre mártires sin cuento

de la impiedad de Nerón

Gervasio y Protasio son

los que llevan nuestro acento.

(Gozos a los Santos Gervasio y Protasio, Maluenda)”

El 19 de junio se celebra la festividad de los santos Gervasio y Protasio. Las fuentes sobre la vida de estos santos son confusas pero la versión más aceptada es que fueron unos  mellizos nacidos, allá por el siglo III en Milán, en el seno de una acaudala familia patricia. Se convirtieron al cristianismo junto con sus padres San Vital y Santa Valeria.

Siendo ellos muy jóvenes sus progenitores fueros capturados y martirizados. Al quedar huérfanos los niños decidieron entregar su vida a la oración y repartir su hacienda entre  pobres y necesitados. Durante diez años pudieron mantenerse a salvo pero, por negarse a adorar a los dioses paganos, fueron denunciados al procónsul  Anastasio quién les mando martirizar públicamente. Gervasio murió por los golpes y las torturas recibidas, Protasio decapitado…  en el año 386 sus restos fueron encontrados por San Ambrosio de Milán quien mandó construir en su honor una basílica y se hizo enterrar junto a ellos..

En dos pueblos de la Comarca de Calatayud se celebra su festividad con gran devoción  cómo es el caso de Maluenda en donde estos días se celebra una romería a la ermita puesta bajo la advocación de estos  Santos, ermita por cierto con una magníficas vistas al valle del Jiloca. Un sencillo edificio de una sola nave en cuya cabecera se encuentra el retablo con las imágenes de los titulares.

Allí se celebra una misa, tras la cual  los romeros celebran un almuerzo. Aún se  cantan los gozos de estos mártires  que en una de sus estrofas hacen alusión a las reliquias que se conservan en otra localidad de la Comarca, Villalengua:

“Incorruptos los despojos

La sangre viva se hallaba

y hasta día bien conservada

cual lo vieron nuestros ojos;

en Villalengua hay porción

en prueba de tal portento.”

En efecto, Villalengua  celebra sus fiestas mayores en honor a estos mártires.  En la iglesia se puede visitar una hermosa capilla presidida por un soberbio retablo barroco dedicado a los santos  Gerasio y Protasio, que aparecen acompañados de sus padres, Vital y Valeria. En el expositor del mismo se custodia un espectacular relicario, de plata en su color,  en el que se veneran las reliquias de los jóvenes mártires, que según  cuenta D. Vicente de la Fuentes “ se hallaron milagrosamente en una ermita cercana a Villalengua”…

En la parroquia además custodian otros  dos relicarios que conservan sangre de cada uno de ellos, tal y como dicen los Gozos que se cantan en Maluenda.

Os aseguro que es una visita que merece la pena, el patrimonio de Villalengua es magnífico y es encomiable la labor de recuperación que se está haciendo desde el Ayuntamiento y la Parroquia. En los últimos años han sido varios los grupos a los que he acompañado a este bonito pueblo del valle del Manubles y creo que no han quedado decepcionados, si quieres que te enseñe esto y mucho más solo tienes que llamarme….

Bibliografía:

DE LA FUENTE, V. . España Sagrada. Las santas iglesias de Tarazona y Tudela. Real Academia de la Historia, Madrid, 1860.

RINCÓN GARCÍA, W.,  ROMERO  SANTAMARÍA, A.. Iconografía de los Santos Aragoneses, II. Colección Aragón.  Librería General, Zaragoza, 1982